COLUMPIO para bebé hecho con CUBO PLÁSTICO

abril 20, 2014

Este es un práctico y económico columpio para bebé, muy fácil de hacer, a partir de un simple cubo, cubeta o tanque plástico con capacidad aproximada de 5 galones (de aquellos en donde viene pintura, estuco, aceite de cocinar u otros materiales).

 


Lo que hay que hacer primero es delinear (con un lápiz o marcador) el contorno por donde tenemos que cortar el cubo. Es recomendable medir el grosor del muslo del bebé, para tener una idea del diámetro de los agujeros que debemos cortar para que entren por ahí las piernitas del bebé. Claro está, sus piernas deben poder entrar holgadamente sin problema, por lo cual los agujeros deben ser lo suficientemente amplios. 

Pero también hay que dejar un espacio suficiente en el fondo del tanque para que el bebé pueda sentarse cómodamente. Debemos cortar también la parte de atrás, del espaldar, además de otro poco de lo que será el frente del asiento. Por último, abrimos dos agujeros  por donde pasará la soga que sostendrá el columpio.  

Como una imagen habla más que mil palabras, solo hace falta mirar con detenimiento las siguientes fotografías.

  


Ya sea que cortemos el cubo con cuchillo, machete o con sierra de mano (lo más recomendable es esto último), es muy, muy importante lijar perfectamente todas las superficies del cubo, en especial los bordes que hemos cortado, así como el fondo mismo del asiento (ya que el fondo de los cubos a veces viene con ciertas imperfecciones o protuberancias). 

Debemos asegurarnos perfectamente de que no quede ninguna superficie áspera, ni mucho menos punzo-cortante, que pudiera lastimar al bebé. Recordemos siempre que LA SEGURIDAD ES LO MÁS IMPORTANTE. Igualmente, debemos cuidad de utilizar una soga lo suficientemente resistente para sostener el peso del bebé, así como también debemos colgarlo de un sitio adecuado.  

Por último, si así lo deseamos, nos dedicaremos a los aspectos estéticos. Es decir, podemos borrar (con algún solvente como alcohol, acetona o aguarrás) las letras, manchas o cualquier otra marca que traiga el cubo; o bien, podemos pintarlo a nuestro gusto (preferiblemente con pintura a base de aceite), y decorarlo con dibujos o stickers (calcomanías). Pero bueno, todo eso es opcional. 

Además podríamos colocar algún tipo de acolchonamiento en el columpio, tanto en el fondo como en el espaldar, para mayor comodidad de nuestro bebé.

Y otra cosa: JAMÁS DEJEMOS AL BEBÉ SOLO O SIN ATENCIÓN EN EL COLUMPIO.

Bueno, espero que si emprenden este proyecto, disfruten de la alegría de ver a su bebé divirtiéndose, que es lo más importante de todo esto, ¿no les parece?

0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

Nos encantaría conocer tus comentarios!

 
Curiosas IDEAS © 2013 | Plantilla Bloggerest diseñada por Ciudad Blogger