CUADRO EN RELIEVE hecho con materiales reciclados

diciembre 29, 2013

Este proyecto sí es de mi propia autoría y creación. Es un cuadro miniatura en alto relieve, que hice hace un par de años, con simples materiales caseros reciclados. Lo confeccioné reuniendo objetos de aquí y de allá, la mayoría de los cuales usualmente solemos tener en casa.

Para empezar, lo que me sirvió como marco y contenedor del cuadro es una caja vacía de cartón, de unos chocolates que me obsequiaron. La guardé porque era de color dorado y me pareció bonita para algún futuro proyecto. Luego corté otro pedazo de cartón grueso (del tamaño justo del interior de dicha caja). Sobre éste empecé a formar mi proyecto (solo al final es que lo monté dentro de la caja). Ah, se me olvidaba anotar que, por supuesto, primero hice un bosquejo a lápiz, en papel, de la composición general del dibujo que quería plasmar.

 


  

Sobre el cartón que usé de base (sin montarlo aún dentro de la caja -eso lo haremos al final), coloqué varias capas de papel toalla en retazos pequeños, barnizándolos con cola blanca (o goma para uso
escolar) hasta cubrir toda la superficie de cartón. Esto, para darle cierta apariencia de relieve o rugosidad a mi cuadro (para que fuese algo parecido a los cuadros pintados al óleo). También le di un poco más de relieve en donde quería que estuvieran unas montañas, al fondo del cuadro (en la fotografía no se aprecia muy bien). Todo eso hay que dejarlo secar varias horas, o preferiblemente, de un día para el otro, hasta que se endurezca totalmente la superficie. Ya cuando tengamos esta base lista, lo demás es cuestión de ir montando los diferentes elementos de nuestra composición.

Pinté el césped y el cielo con témpera. Sobre el cielo coloqué pequeños trozos de algodón, para asemejar las nubes. Para la pared de la casa (en amarillo), corté segmentos de palitos de paleta (o palitos de madera para helado). Para el techo de la casa (en rojo) tomé cartón corrugado y le quité una de las capas exteriores, para dejar expuestas las ondulaciones y zurcos del centro. La base de la casita y el muro de más abajo los hice con pedacitos recortados de un corcho de tapa de botella. Las "piedritas" rojizas sobre el corcho bajo la casa son semillas de achiote.


 
  

El cercado blanco detrás de la casa es hecho con alambritos de los que se usan para atar las bolsitas plásticas (como las bolsas de pan). Lo que parecen rocas del arroyo son granos de pimienta negra. El camino que lleva a la casita está "pavimentado" con paprika en polvo (un condimento de cocina). Para el marco de la ventana usé palillos o mondadientes de plástico decorativos; y como "cristal" de la ventana, un pedacito de plástico semi rígido que recorté, ya no recuerdo de dónde. El macetero para las plantas bajo la ventana es hecho con una astilla de canela.

El tronco del árbol es una ramita que encontré en mi jardín. El "follaje" verde es hecho con pedacitos de guirnalda de pino artificial (de plástico). La palomita era parte de un recordatorio que tenía por ahí guardado. Las "manzanas" (aunque en realidad no sé si se tratará de algún otro fruto clonado... jeje) son parte de un cintillo de perlitas plásticas diminutas. 
 
 
La arena del arroyo es arena real, de la que compro para el arenero de mis gatos (porque es la que tenía a mano). Preferí usar este tipo de arena, porque es más granulada, casi como una gravilla menuda. Pero igual, puedes usar arena de playa o de la que se usa para albañilería (solo que esta es mucho más menuda). Recuerda colocar una capa de goma blanca, y sobre ella, dejas caer con cuidado la arena, tratando de que no caiga en otras partes del cuadro. Dejas secar el pegamento hasta que se fije la arena y sacudes luego suavemente el exceso. El "agua" del arroyo es simple plástico del que se usa en la cocina para envolver alimentos. El "neumático" que cuelga del "árbol" es una arandela de caucho o plástico, de las que se usan con los tornillos.

Para proteger y darle brillo a la mayoría de las superficies rígidas, las recubrí con una capa ligera de goma blanca escolar (de aquella que seca transparente). Al algodón de las nubes no le pongas goma, pues no queremos que pierda su consistencia esponjosa. Aunque la goma blanca me sirvió bien para darle brillo al cuadro en general, conseguí después pintura transparente o laca en spray, la cual le rocié por encima a todo el proyecto, para sellarlo y protegerlo mucho mejor.  

Finalmente, le amarré un cordel tras la caja, para poder colgar ésta a la pared. Ya cuando toda nuestra composición sobre la base de cartón esté totalmente seca, la fijamos al fondo de la caja que le servirá como marco. En este caso, yo pegué el cartón a la caja con goma de silicón (para que estuviera bien fijo). Y así, ya está todo listo para colgar tu proyecto y lucirlo en cualquier pared de tu casa.

Esta es solo una idea, pero usando estos materiales y muchos más (que seguro los tienes en casa), puedes crear un sinfín de originales composiciones miniatura en relieve. Solo es cuestión de mirar a tu alrededor  y dejar correr tu imaginación.

1 comentario :

  1. Hermoso tu trabajo presisamente por ser pequeno y con detalles tan bien hechos, por eso amo todo lo q son miniaturas

    ResponderEliminar

Nos encantaría conocer tus comentarios!

 
Curiosas IDEAS © 2013 | Plantilla Bloggerest diseñada por Ciudad Blogger